PURIALES, ESCENARIO DE
BRAVURA MAMBISA Y LUCHAS
CAMPESINAS

- Historia De Puriales -


Ya desde los inicios de la colonizacion de la isla, se tienen referencias de la presencia de los españoles en la zona. La cercania de Baracoa,  lugar donde se establecieron los españoles por primera vez, un río caudaloso donde pudo haber oro, tierras fértiles, una población aborigen abundante y las magnificas condiciones  para  el  trasiego de embarcaciones, representaban un enorme atractivo para el establecimiento de los españoles en este territorio.

Descubrimientos arqueologicos hechos en la zona de el Palmar de Puriales muestran vestigios de una gran actividad de los colonizadores. Se han encontrado restos de losas  de la época, botones, botellas, monedas, y una copa de barro que se encontró en un sitio aborigen próximo al lugar, que muestra una transculturación  de la cultura aborigen con la española y, aunque el sitio está situado en las profundidades del territorio con relación a las costas; la existencia de esta "Copa", objeto  único en Cuba  permite afirmar que la población española en el lugar duró mucho tiempo posibilitando que algunos de sus objetos  fueran reproducidos por los indios en su cultura de cerámica.


Asentamientos Coloniales


Ya desde los inicios de la colonizacion de la isla, se tienen referencias de la presencia de los españoles en la zona. La cercania de Baracoa,  lugar donde se establecieron los españoles por primera vez, un río caudaloso donde pudo haber oro, tierras fértiles, una población aborigen abundante y las magnificas condiciones  para  el  trasiego de embarcaciones, representaban un enorme atractivo para el establecimiento de los españoles en este territorio.

Descubrimientos arqueologicos hechos en la zona de el Palmar de Puriales muestran vestigios de una gran actividad de los colonizadores. Se han encontrado restos de losas  de la época, botones, botellas, monedas, y una copa de barro que se encontró en un sitio aborigen próximo al lugar, que muestra una transculturación  de la cultura aborigen con la española y, aunque el sitio está situado en las profundidades del territorio con relación a las costas; la existencia de esta "Copa", objeto  único en Cuba  permite afirmar que la población española en el lugar duró mucho tiempo posibilitando que algunos de sus objetos  fueran reproducidos por los indios en su cultura de cerámica.


Corsarios y Piratas


Aunque no fueron frecuentes los asaltos de corsarios y piratas a la zona, si existen referencias de al menos 2 incursiones al poblado de Baitiquiri:

“Aparecieron Piratas ingleses en 1747 en Baitiquirí, sin consecuencias desagradables para la población"

"... en 1774 piratas ingleses asaltan y roban animales en la hacienda de Baitiquirí..."
Cronologias. Regino Eladio Botti.

Todo parece indicar que estos buscaban reabastecerse de alimentos y continuar su rumbo, ya que tampoco hicieron daño a la población.


Palenques Cimarrones

Las intrincadas e inaccesibles montañas de la zona bridabana proteccion a los negros esclavos que se fugaban de las fincas de sus amos y se convertían  en cimarrones. Esto posibilitó que en el lomerío de este territorio fueran ubicados algunos palenques de esclavos, en Totenemos, Sierra del Purial y Caujerí.

Uno de los negros cimarrones de mayor relevancia en esta región oriental fue Ventura Sánchez Donatién más conocido por "Cobas" que junto a sus apalencados desato el panico entre los dueños y las autoridades españolas. En marzo de 1817 la hacienda Sabanalamar, fue quemada por los apalencados de Quibiján y Puriales, al negarse su mayoral a comerciar con ellos. El palenque de Totenemos, fue la más próspera comunidad de esclavos cimarrones  en este territorio hasta que en 1848 fue asaltado y destruido por cuadrillas de rancheadores comandados por Miguel Pérez.


Guerras por la Independencia

No se tiene referencia de que en víspera de la guerra de 1868 se organizara alguna manifestación contra el dominio colonial en el territorio por algunos de sus pobladores pero sí sirvió de refugios a expedicionarios y patriotas que arribaron y pasaron por estos  contornos.

Especial connotación tuvo la presencia en la zona de la guerrilla de  Policarpo Pineda, El Indio Rustán, que al abrigo de las intrincadas montañas y la exuberante vegetación existente desarrolló acciones que pusieron en jaque a las tropas colonialistas.

Fue esta zona escenario tambien escenario de la campaña de Antonio Maceo y Máximo Gómez para extender la guerra a la  región de Guantánamo obteniendo resonantes victorias y un amplio reconocimiento de apoyo popular.

En 1878 suceden hechos trascendentales de la guerra: el Pacto del Zanjón y su respuesta viril protagonizada por el general Antonio Maceo en los Mangos de Baraguá, el 15 de marzo de 1878, donde Maceo protesta al general español Arsenio Martínez Campos y le expresa su decisión  de continuar la guerra; lo que hace inmediatamente sobre todo en el Alto Oriente Cubano.

Quizás el ejemplo más claro de intransigencia revolucionaria en esta zona fue el combate de La Criolla, dos meses después de haberse efectuado la Protesta de Baraguá. En esta acción, tropas mambisas bajo el mando del  coronel Pedro Martínez Freyre infringe una costosa derrota a las huestes españolas comandadas por el renombrado  general Santos Pérez.

Después de finalizar la Guerra  Grande, en todo el territorio del municipio San Antonio del Sur, se produce una calma en la lucha revolucionaria. Se fue produciendo una transformación social  paulatina de la población, se había  iniciado un incremento de la población emigrante, fundamentalmente de Baracoa que, atravesando la geografía montañosa se había  ido estableciendo en diferentes  puntos  de este entorno, principalmente Puriales y Caujerí.

La preparación de la guerra necesaria dirigida por Martí, tuvo su  exponente mayor en todo el municipio  en la figura del teniente Coronel  Luis  González Pineda  y su familia que junto a otros jefes de la Guerra de los 10 Años se levantó en armas el 24 de Febrero en la zona de la loma de Mariana.

El macizo montañoso  de la Sierra del Purial fue escenario también de la travesía de los expedicionarios de la goleta "Honor"; que el 1ro de abril de 1895 había traído a la Patria al Titán de Bronce,  Flor Crombet,  José Maceo  y otros hijos de la Patria a continuar la lucha.

El comienzo de la etapa neocolonial estuvo marcado por la migración de familias campesinas procedentes de Baracoa en busca de trabajo o de conseguir un pedazo de tierra donde ganarse la vida. Estas familias se fueron ubicando en diferentes puntos  del territorio sanantoniense  y, en especial, en la Hacienda Caujerí y Puriales.

La economía del territorio durante la primera mitad del siglo XX se basaba fundamentalmente en la exportación de maderas, la producción   de café en las montañas, viandas de algún nivel de plátano fruta (guineo). La mayoría de la población era analfabeta, no habían escuelas para los hijos de los campesinos. No había servicios de salud de ningún tipo en el territorio, muchas personas veían morir a sus familiares sin poder hacer nada para salvarlos.

El establecimiento en la zona de latifundios y  compañías norteamericanas que pretendian apropiarse del Valle de Caujerí y desalojar a las familias campesinas que vivían y trabajaban alli, comienza a crear conciencia entre los campesinos de la necesidad de luchar por sus tierras y de organizarse para ello. Se creó el Comité  de Caficultores de Bejuquera, organización campesina  que tenía el objetivo de defender los precios del café y hacia 1958 se da un paso superior  en la organización del campesinado en el territorio para enfrentar las luchas contra los explotadores (terratenientes, comerciantes, e intermediarios), así como para brindarle todo su apoyo al Ejército Revolucionario “26 de julio”, que ya operaba con éxito en la zona. La creación en julio de 1958 del Comité Campesino “Todos por Cuba”,  contó con el apoyo del PSP y de otras organizaciones campesinas existentes.

Estas luchas campesinas continuaron hasta el triunfo de la Revolución el 1ro de enero de 1959.